Trufas de Chocolate con leche, queso Mascarpone y crema de Orujo

Si hay un dulce que apetece en la sobremesa es el chocolate. En el postre o para quitar el antojo de algo dulce tras la comida del mediodía, un trocito de chocolate negro o con leche, un bomboncito o directamente una onza de la tableta...
Nosotras nos rendimos a la tentación y preparamos estas cremosas trufas de queso mascarpone para acompañar el café, y así animar la merienda de las frías tardes que están por llegar. 

Son muy sencillas de elaborar, y si las colocas en unas capsulitas de papel dentro de una bonita caja de lata puedes servirlas cuando tengas invitados en casas o para llevar de regalo cuando nos invitan a una cena o comida en estas fechas.


De cualquier modo están deliciosas con ese toque anisado que le da la Crema de Orujo que nos traía este mes la caja Disfrutabox que siempre nos sorprende con deliciosos productos que nos sirven de inspiración para nuestras elaboraciones. Este mes una caja bien surtida con todo lo que nos gusta!!


Ingredientes:

  • 250 gr de chocolate con leche para postres
  • 100 gr de queso crema
  • Una taza de azúcar glass
  • Media cucharadita de extracto de vainilla
  • Dos cucharadas de Crema de Orujo Panizo
  • Cacao en polvo para rebozar las trufas


Elaboración:
Batimos el queso crema en un tazón grande, hasta que quede una crema suave.
Sin dejar de batir, agregamos poco a poco el azúcar glass.
Seguimos batiendo hasta incorporar bien.
Añadimos el chocolate derretido en el microondas (de treinta en treinta segundos, removiendo cada vez), la esencia de vainilla y la crema de orujo mezclando bien con una cuchara grande o unas varillas hasta tener una mezcla de color uniforme. Dejamos enfriar en la nevera, mejor de un día para otro.

Formamos bolitas intentando que todas queden del mismo tamaño y rebozamos en el cacao en polvo.
Colocamos en pequeñas cápsulas de papel


Solomillo de Pavo a la Naranja

Se avecinan días de celebración, de reunirnos la familia y amigos en torno a una mesa preparada con mimo y cariño, de disfrutar juntos de los mejores platos. Sin embargo, no por ello debemos alejarnos de nuestra dieta saludable ya que hay muchísimas recetas llenas de sabor con las que no pecamos demasiado.
Un ejemplo es este solomillo de pollo a la naranja que además de sabroso y sano, es muy fácil de preparar y no nos entretiene en la cocina si nos gusta disfrutar de los invitados.
 

Y para esta deliciosa receta hemos utilizado unas naranjas que nos han llegado a casa de la mano de Naranjas Monzó y que está riquísimas. Hemos disfrutado de una fuente de vitamina C excepcional.
 Si queréis podéis visitar su web para disfrutar en vuestra propia casa de estas estupendas naranjas.


Ingredientes:
  • Dos solomillos de pavo
  • Una cebolla 
  • 150 gramos de zumo de naranja
  • La piel de una naranja
  • 30 gramos de salsa de soja
  • 15 gramos de mostaza antigua
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • pimienta negra 
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
Elaboración:
Salpimentamos el pavo por ambas caras y lo ponemos en una sartén con aceite de oliva para sellarlo. Cuando esté dorado lo retiramos.
Picamos la cebolla y la sofreímos a fuego lento en la misma sartén donde hemos dorado la carne y así aprovechamos todos los sabores. Cuando esté la cebolla bien pochada, volvemos a llevar el pavo a la sartén junto con la mezcla que habremos preparado con el zumo, la piel de la naranja, la salsa de soja, la mostaza y el azúcar.
Cocinamos durante unos diez minutos para que se haga la salsa y listo para comer. 
Podeís acompañarlo de unas verduras salteadas o de un buen puré de patatas casero como hemos hecho nosotras. Esperamos que os guste.




Donuts de Queso y Mermelada de Pimientos asados

Un apertivo salado, suave y a la vez sabroso, y muy original, así son estos divertidos minidonuts de queso provolone y especias, glaseados con mermelada de pimientos asados. Toda una delicia para el paladar y también para la vista con el color rojo de la Navidad, que nadie querrá dejar de probar.


Son los primeros donuts salados que hacemos en nuestra donutera y os aseguramos que no serán los últimos. Ya tenemos en mente donuts de jamón y queso, de espinacas y parmesano, de bacon, .... Y es que este tipo de aperitivo que se pueden tomar de un bocado sin necesidad de cubiertos son los que más gustan en casa, tanto es así que a veces solo algunos llegan a la mesa.....


El toque festivo y un poco dulce de estos minidonuts se lo aporta la nueva mermelada de pimiento asado Maridaje del Chef de Hero que hemos encontrado en la caja Degustabox de este mes. Como ellos saben lo que nos gusta, nos traen siempre lo mejor de las novedades en productos de gastronomía que en nuestra cocina sabemos apreciar y que nos dan ideas para nuevos platos y recetas.


Ingredientes:
  • 220 gr de harina
  • Un pellizco de sal
  • Medio sobre de levadura química
  • Dos huevos
  • 30 gr de mantequilla
  • 185 ml de leche
  • Unas gotitas de zumo de limón
  • 200 gramos de queso provolone
  • Mermelada de pimiento asado
  • Albahaca, orégano y romero seco picado
  • Semillas de sésamo tostadas

Elaboración:
Tamizamos la harina con la levadura y la sal, y mezclamos bien con unas varillas.
En otro bol mezclamos los huevos, la mantequilla derretida, la leche y el zumo de limón.
Vertemos la mezcla de elementos líquidos sobre la mezcla de elementos secos hasta conseguir una masa lisa y homogénea. Batimos bien hasta que estén todos los ingredientes integrados y añadimos el queso rallado.
Pasamos la mezcla a una manga pastelera para repartir en la donutera.
Horneamos los minidonuts como indican las instrucciones de nuestra donutera hasta acabar con toda la masa.
Conforme vayamos sacando los donuts de la donutera, los vamos dejando enfriar en una rejilla.
Cuando ya los tengamos todos hechos y ya tibios cubrimos con la mermelada de pimiento asado y espolvoreamos con sésamo tostado y albahaca molida. Y listos para disfrutar!!



Con esta receta participamos en el concurso Buscamos al Súper Chef del canal Hogar de MAPFRE. A ver si tenemos suerte y nos llevamos uno de los tres estupendos regalos. 

Helado de Mantecados Artesanos de Almendra

En la cena de Navidad nos gusta sorprender con algo original pero que tenga todo el sabor tradicional de estas fiestas. Por eso, algunas de nuestras recetas navideñas las hacemos con los postres típicos de estas fechas: turrón, mantecados, chocolate especiado, ... Así nadie renuncia a tomar su mantecado o trocito de turrón en los postres pero de forma diferente.


Este año os proponemos este helado de mantecados artesanos de almendra que seguro que sorprenderá muy gratamente a todos. Lo hemos elaborado con mantecados caseros aprovechando el inconfundible sabor a canela y ajonjolí de estos ricos dulces y con mantecados de almendra que lleva grandes trozos de almendra y aportan a nuestro helado un toque crujiente de fruto seco delicioso.


Y para no equivocarnos hemos utilizado materia prima de primerísima calidad, la que nos ofrece El Patriarca, empresa estepeña que elabora dulces navideños artesanos desde 1966 y que colabora este campaña con nosotras.



Ingredientes:
  • 250 ml de nata para montar
  • 250 ml de leche
  • 150 g de azúcar
  • Tres yemas de huevo
  • Una rama de canela
  • Dos mantecados de almedra El Patriarca
  • Dos mantecados caseros El Patriarca
  • Ajonjolí
  • Una pizca de sal
Elaboración:
En un cazo mezclamos la nata, 100 ml leche y el azúcar e incorporamos la rama de canela y la pizca de sal. Reservamos el resto de la leche. Llevamos al fuego y removemos bien hasta que hierva. En ese momento retiramos del fuego y quitamos la rama de canela.
Mientras pierde un poco de calor la mezcla, batimos bien las yemas de huevo en un bol.
Le añadimos muy poco a poco la leche con la nata a las yemas sin parar de remover.
Devolvemos la mezcla al fuego, añadimos la leche reservada en la que habremos desmenuzado los mantecados de almendra y cocinamos hasta que espese (sabremos que está a punto cuando napa el dorso de la cuchara, es decir, la cubre y deja la marca cuando pasamos el dedo).
Retiramos del fuego y enfriamos rápidamente la masa de helado llevando el cazo a un bol con agua, hielo y sal que habremos preparado previamente (como un baño maría frío).
Removemos la mezcla de vez en cuando para que enfríe lo más pronto posible siempre teniendo cuidado que no entre agua en la mezcla.
Una vez frío, ponemos el helado en un recipiente hermético y lo llevamos al frigorífico donde deberá enfriar completamente. Si es necesario, tendremos la mezcla enfriando hasta el día siguiente.

Mantecamos el helado en la heladera siguiendo las instrucciones del fabricante. Cuando queden solo unos minutos para terminar el helado añadimos a la heladera los mantecados caseros desmenuzados.

Si no tenemos heladera, llevamos la mezcla del helado a un recipiente apto al congelador. En las dos primeras horas debemos sacar el helado cada media hora y batirlo para que el helado no cristalice y quede más cremoso. Cuando el helado esté prácticamente congelado, incorporamos los mantecados caseros desmenuzados.

Por último, en un recipiente hermético ponemos el helado y tapamos con papel sulfurizado. Llevamos de nuevo al congelador donde deberá estar unas 24 horas.
Debemos sacar del congelador el helado unos cinco minutos antes de consumir o bien al frigorífico unos quince minutos. Al servir adornamos con una ramita de canela y ajonjolí tostado.

Baklava

El Baklava uno de los postres más famosos del mundo árabe. Con ingredientes sencillos, consiguen hacer un dulce que es digno de las mesas más exquisitas. Los frutos secos y la miel son los protagonistas de este delicado fin de mesa, que se puede acompañar con un té, o un café y os aseguramos que con esto empezará una agradable sobremesa.


Ingredientes:
  • 200 g de azúcar moreno de caña
  • 300 g de pasta filo
  • 150 g de pistachos
  • 150 g de nueces
  • 150 g de almendras
  • 1 limón
  • 1 cucharada de canela
  • 300 g de mantequilla
  • 3 cucharadas de agua de azahar
  • Una rama de canela.
  • Miel
  • Un chorrito de agua.

Elaboración:
Picamos en un robot de cocina los frutos secos y los incorporamos a una bol. Le rallamos la cáscara del limón, añadimos 150 gr azúcar moreno y la canela, reservando los 50 g de azúcar restante. Mezclamos bien y reservamos.
En un cazo derretimos la mantequilla hasta que esté bien fundida.
En otro cazo hacemos el almíbar. A fuego lento derretimos la miel, con los 50 g de azúcar que teníamos reservados, la rama de canela, el chorrito de agua, el jugo del limón y el agua de azahar.

Vamos ya a montar el baklava. Pincelamos la fuente de horno con la mantequilla y ponemos una capa de pasta filo. Espolvoreamos un poco de la mezcla de los frutos secos. Ponemos otra capa de pasta filo, volvemos a pincelar con mantequilla y volvemos a espolvorear con más frutos secos. Esta operación la repetimos hasta que tengamos sobre unas 20 o 25 capas de pasta filo. La última capa debe de ser de frutos secos. Ahora cortamos en cuadrados o en triángulos. Es importante que este paso se haga antes de hornearlo porque después sera muy difícil  hacerlo.

Lo metemos en el horno a 180º durante unos 20-30 minutos. Tras el horneado dejamos enfriar.
Una vez templado lo vamos a almibarar. En este paso debemos de ser generosos con el almíbar.

Es un dulce que debe de reposar al menos 12 horas puesto que tiene que absorber bien el almíbar.

Hachis Parmentier (Pastel de carne) #ELASALTABLOGS

Este mes El Asaltablogs se cuela en la cocina de Rebuscando en la despensa y nos invita a preparar uno de los deliciosos platos de sus recetarios. Nosotras hemos escogido el pastel de patata, con este nombre tan particular, porque nos pareció una propuesta muy rica y muy fácil de elaborar.





Ingredientes:
  • 800 g de patatas
  • 300 g de agua
  • 600 g de carne picada mixta
  • Dos cebollas grandes
  • Medio pimiento rojo
  • Cuatro cucharadas de salsa de tomate casero
  • Queso rallado Grana Padano
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:
Pelamos y picamos las cebollas y el pimiento. Rehogamos esta verdura con un poquito de aceite de oliva virgen.
Cuando esté medio pochada, añadimos la carne picada, salpimentamos y dejamos cocinar a fuego lento removiendo de vez en cuando.
Mientras se cocina, pelamos y troceamos las patatas y cocinamos en la olla a presión con un fondo de agua y una pizca de sal durante unos quince minutos, según la dureza de las patatas.
Cuando las patatas estén bien cocidas, hacemos un puré con ellas al que podemos ya añadirle un poco de queso o aceite de oliva.
Mezclamos la salsa de tomate con la carne y mezclamos.
En una fuente para horno ponemos una capa de carne y sobre ella el puré. Distribuimos por encima el queso rallado y llevamos al horno hasta que el queso se funda.

Bizcochitos de Chocolate y Naranja #COOKEO

La naranja y el chocolate combinan tan bien que cualquier elaboración que preparéis con estos sabores como protagonistas sabéis que va a ser un éxito. A nosotras se nos ocurre una copa de mousse de chocolate y mousse de naranja y nata montada, gajos de naranja frescos bañados en chocolate, bollitos de pan con pepitas de chocolate y trocitos de naranja confitada, ... y un bizcocho de chocolate con ralladura de naranja acompañado de compota de naranja dulce como el que os traemos hoy.



Con este postre disfrutamos de la saludable naranja que empieza a estar en noviembre de plena temporada por lo nos la encontramos en el mercado muy jugosa y fresca, con todo su sabor y a buen precio. 


Si además de tierno y delicioso, con la jugosidad y la frescura que le aporta la compota fresca de naranja, os decimos que se prepara en unos minutos en el robot de cocina Cookeo... resulta que este bizcocho lo tiene todo!!
Y es que esta es otra de las diez recetas propuestas por Cocinando con Las Chachas para colaborar con Moulinex en el recetario para el robot de cocina inteligente Cookeo de Moulinex que podéis encontrar en la web RecetasCookeoMoulinex.es.


Vamos ya con la receta, de la que os damos además su elaboración tradicional.

Ingredientes:
  • 200 g chocolate negro para  postres
  • Dos huevos
  • 50 g harina con levadura
  • 100 g azúcar
  • Una naranja
  • 30 g mantequilla
  • Dos cucharadas soperas de yogur griego
  • Una pizca de sal
Preparación:

En Cookeo:
Derretimos en el microondas 120 g de chocolate con la mantequilla, reservando el resto del chocolate para la decoración final del bizcocho. Removemos bien y dejamos que pierda el exceso de temperatura.

Batimos aparte los huevos con 40 gramos de azúcar hasta que queden espumosos (el resto del azúcar lo reservaremos para la mermelada). Incorporamos a la mezcla de huevos el yogur, la ralladura de la naranja, la pizca de sal y el chocolate y mezclamos bien.

Añadimos por último la harina con levadura con mucho cuidado de que no queden grumos y vertemos la mezcla en moldes individuales que habremos encamisado previamente (untando las paredes y el fondo de mantequilla y harina, retirando el exceso de harina). Tapamos los moldes con papel film.

Vertemos en la máquina 200 ml de agua y colocamos el cestillo de cocción a vapor. Colocamos sobre él los moldes y cerramos la tapa iniciando la cocción a presión programada en 9 minutos en la opción cocción rápida. Tras la cocción dejamos los bizcochos 3 min más en mantenimiento en caliente antes de apagar la olla.

Sin desmoldar, dejamos que los bizcochos enfríen. Preparamos la compota o mermelada ligera de naranja poniendo en la cubeta la naranja pelada a lo vivo y partida en cuadraditos y el azúcar que teníamos reservada. Cerramos la olla e iniciamos la cocción a presión programada en 3 minutos en la opción cocción rápida.

Desmoldamos los bizcochos y derretimos el chocolate que teníamos reservado. Decoramos los bizcochos con el chocolate y la compota de naranja.

Elaboración Tradicional:
Derretimos en el microondas 120 g de chocolate con la mantequilla, reservando el resto del chocolate para la decoración final del bizcocho. Removemos bien y dejamos que pierda el exceso de temperatura.
Precalentamos el horno a 180º
Batimos aparte los huevos con 40 gramos de azúcar hasta que queden espumosos (el resto del azúcar lo reservaremos para la mermelada). Incorporamos a la mezcla de huevos el yogur, la ralladura de la naranja, la pizca de sal y el chocolate y mezclamos bien.
Añadimos por último la harina con levadura con mucho cuidado de que no queden grumos y vertemos la mezcla en moldes individuales que habremos encamisado previamente (untando las paredes y el fondo de mantequilla y harina, retirando el exceso de harina).
Llevamos los bizcochitos al horno donde se cocinarán unos 20 minutos, dependiendo del tamaño de los moldes. Es aconsejable pinchar con un palillo los bizcochos antes de sacarlos del horno para cercionarnos de que están cocidos.
Sin desmoldar, dejamos que los bizcochos enfríen sobre una rejilla.
Preparamos la compota o mermelada ligera de naranja poniendo en un cazo la naranja pelada a lo vivo y partida en cuadraditos y el azúcar que teníamos reservada. Cocinamos a fuego suave durante unos 15 minutos.
Desmoldamos los bizcochos y derretimos el chocolate que teníamos reservado. Decoramos los bizcochos con el chocolate y la compota de naranja.

Diseñado por El Perro de Papel